09 marzo 2009

Adiós, Corazón...

En una despedida de final incierto te digo un adiós consternado por el devenir de los acontecimientos. El dolor que ahora siento deseo que sea escarcha que el verano mata, pues intento remediar un mal aún más perverso.


Un adiós es lo único que queda del derrumbe, un adiós de buenas intenciones y emotivos recuerdos. Una razón cargada de hechos y recientes argumentaciones quebró los sentimentales pilares que sostenían el amor que sentía. Una caricia mal querida, una palabra mal dicha, la decisión apenas valorada, el comentario que la sustentaba, la disparidad de caracteres, los sueños apenas inconexos.


Tu corazón y el mío, lo único que unió el tiempo. Tu piel y la mía, tus besos y mis besos. No tengo nada que reprochar, solo cosas que me reprochen. Tengo tiempo para olvidar y tiempo para recordarte de nuevo.


Mi corazón bombeando sentimientos alejados de toda razón, se despide con un adiós. Las decisiones de la razón han podido con los sentimientos del corazón. Un disparo tras otro el lento fusilamiento no ha impedido que del corazón saliesen dos palabras, “adiós corazón”.



7 comentarios:

"Aquel chico..." dijo...

No dejo de verme reflejado en tus relatos. Y con el permiso de Sabina; quisiera creer en tu adiós, porque no hay peor adiós en el amor que aquel que al punto final de los finales, no le siguen dos puntos más.

Y es una asignatura pendiente que tengo, saber decir un "adiós de buenas intenciones y emotivos recuerdos".

Perfecto. Emotivo.


P.D.: La imagen de la Piedad sobre el portón principal del Valle de los Caídos le da un toque muy especial a todo el texto.

DGP dijo...

Muchas Gracias ;o)

Es difícil el decir adiós. Yo lo estoy intentando con todas mis fuerzas y apoyándome en la razón. Los sentimientos a veces no lo ponen fácil pero...

Por cierto eres muy observador, la imagen de la piedad me parecía adecuada por el texto y en estos momentos en los que estoy inmerso me parecío acertada.

Muchas Gracias por todo.
Saludos ;o)

febade dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
febade dijo...

Hola DGP.
He estado echando un vistazo a tu blog y he llegado a la conclusión inevitable de que me gusta mucho como escribes, pero sobretodo, tu madurez e inteligencia.

En cuanto al adiós no esperes mucho tiempo en decirlo, es difícil, pero el solo intento ya es el signo de una irremediable cuesta abajo difícil de remontar.
Un saludo

Trini dijo...

Que duro es decir adiós y cuánto más oirlo y saber que nunca más será...

Muy bello

Un abrazo

DGP dijo...

Muchas gracias a todos!!!

Es un verdadero placer que me llena de satisfacción, hacía tiempo que no te leía Trini... error que pretendo enmendar.

Febade, me he pasado por tu blog y lo recomiendo encarecidamente, espacio para instruirte y deleitarte con algún otro verso.

Gracias a todos.

Incongruente dijo...

Un adiós en prosa poética, es como besar la mano que te despide, un adios sin rencor, porque a veces, solo a veces, el amor también sabe decir adios. Me gusta, como si fuese mío.