29 septiembre 2008

sin motivo

Sin motivo.
Sin otro afán que volcar palabras en un papel comencé a escribir, Porque para eso solo hace falta una pluma y un papel. Una vez que inicié me pregunte, ¿Por qué estoy escribiendo? ¿para que? ¿Cuál es el fin? ¿Qué voy a escribir?. Nunca encontré respuestas a estos interrogantes, pero una fuerza interna me impedía dejar de hacerlo. Quizás lo haga para darle sentido a este papel amarillo y desgastado por el tiempo que encontré en el fondo de un cajón, pero ¿Por qué darle sentido?, ¿Para quién tendrá sentido un papel grabado con letras que salieron de una mente confusa? ¿Algún día alguien lo leerá?.Mi puño se mueve al ritmo de las letras, se posa sobre ellas un instante como buscando rumbo y sigue su curso letra tras letra, palabra tras palabra, renglón tras renglón. Mi mente perpleja y carente de elocuencia, se pregunta donde ha dejado la coherencia y la objetividad. Y yo inmerso en este mundo de pensamientos, palabras e interrogantes le pongo fin a este divagar. Pero en este papel roto quedará plasmado un momento de alguien que escribió, sin motivo y solo se dejo llevar por un sentimiento

2 comentarios:

MaleNa dijo...

La coherencia y la objetividad no las jugamos en el devenir de los días.

Muy buen texto!!

Un abrazo para todos.

MaLena.

DGP dijo...

¿Por qué seguir escribiendo?

Quizá para comunicarte con tigo mismo.

Me encantó!!

Saludos campeón