10 septiembre 2007

Penas de Bandoneón

He de confesarlo, no resistí al llamar de la patria. Me pasé unos momentos medio infiltrado medio invitado por el vínculo que hay en nuestro blog al blog de “Encendida en Buenos Aires”. Me llamó tanto la atención el nombre que pensé, por qué no perder 5 minutos de mi vida, en ver un blog al que después le tendré que agradecer más de 5 minutos. Y una cosa llevó a la otra y aquí estoy (una de tantas), sentado delante de la pantalla, la cual parece que estos últimos días me entiende mejor que nunca. En el aire, música que derrocha calidad, “Pulso” de Bajo Fondo Tango Club, la misma que musita de fondo en el blog visitante.

Una amiga me propuso, ¿ por qué no escribes algo en argentino? Y al principio “no le di ni bola” pero después pensé en lo dulce y apasionante que podía ser la idea. Obviamente lo escrito pierde mucho, oralmente sería un gusto para todos aquellos que les gusta nuestro acento, más recalcado en mi caso, por tener un pasado porteño. Y así fue la sucesión de hechos, espero que les guste lo que sea que esté ensuciando estas páginas de internet.

[ Al mismo tiempo que mis pupilas, ya cansadas, se movían de izquierda a derecha empalagadas por el alto contenido emocional que tenían las palabras de aquel blog, mis oídos lloraban la pasión de un buen tango. Me trajo recuerdos de lo mejor y lo peor de mi patria, de mi país, todavía mi país. Vivo y no de otro modo agradezco el vivir en España, nuestra supuesta segunda patria, pero lo siento “gallegos” lo digo de alma, como el sentimiento Argentino pocos. Será por el orgullo, será por el ego, será…será, pero pintamos una bandera albiceleste con el azul del cielo y el blanco de las camisas de nuestro papás, los cuales un día fueron emigrantes.
Calles empedradas por las que recorro durante mi paseo emocional, tantos dulces recuerdos, tantas ilusiones que se quedaron allá, tantos buenos amigos, tantos…. Aprovecho cada pequeño símbolo que hace referencia al mundo más allá del charco, para decirle a mi corazón: “ves, ves querido?!!, nunca dejés de mirar de donde viniste, porque sino, no sabrás nunca a dónde vas…” Y él baja la cabeza y me contesta resignado: “si estuvieras allá, no faltarían las noches sin las penas de bandoneón, las noches perdidas en las palabras del nuevo lunfardo, las noches en las que un buen paso de tango parte corazones, y el olor a despedida es irremediable…”.

Esos porteños, que soportan todo el peso de la historia, de una historia truncada, de fantasías de pendejos con mil sueños rotos, sueños que pasaron de llamarse Argentina a llamarse Europa. Sin embargo, es un estado de embriaguez hablar de “La Argentina”, y más concretamente de mi Buenos Aires querido… Del sentimiento de un buen pibe, al que nunca le importó la guita, el que siempre giraba las esquinas de una ciudad marchita por momentos, y sin embargo sonreía. Buenos Aires, una ciudad, la ciudad… esa ciudad que posee la cara feliz y la cara triste de un país en decadencia, el último resquicio de un alma que se pierde por sus calles, con el mejor tango de Caminito de fondo, o la cara de Gardel en San Telmo. No me quiero olvidar tampoco del olor ácido que me dejó la frustración de un pasado traicionero, un pasado que se repite en la historia de 38 millones de personas.

Vendería mi alma al diablo, y a precio muy barato, sólo porque personas como ustedes, entendiesen algún día el corazón desnudo de un argentino, vibración que a 14000 kilómetros no me impide y no me da pudor en defender a los míos siendo culpables de gran parte de nuestra crisis. Pero entiendan queridos lectores, que todo esto va más allá de una crisis económica, o de unos políticos corruptos; esto es mucho más que eso. Esto es… ser Argentino. ]

Y así acabó la noche, el diablo contento con mi alma, mientras toca el bandoneón perdido en algún rincón de mis recuerdos, las notas tristes caen al suelo, y yo las recojo una a una para componer mi pasado, mi historia en la patria que un día me lo dio todo y al siguiente me lo arrebató. No sólo se llevó mis pertenencias, también se llevó mi corazón, corazón más de allá que de acá, corazón Argentino.

Ahora te toca a vos, querido diablo, dame lo que aquel día me prometiste, hacéles entender lo que es un tango triste… muy triste.

12 comentarios:

DGP dijo...

Que bonito!! cuanto amor a la patria abandonada, cuanto amor a los tuyos. Me da envidia ese cálido sentimiento, ese sentimiento enamorado. Que lástima que en España no tengamos ese amor a lo nuestro. Un amor que solo un argentino puede sentir.

"Aquel chico..." dijo...

DGP, me gustaría que en el blog pongas un vínculo al blog personal que me he creado recientemente.

Te lo agradecería mucho y ya de paso, pasate tu y me dices que tal; aunque por ahora estoy tirando de archivo, ya iré poniendo las novedades... ;) gracias...

-www.confesionesdepurgatorio.blogspot.com-

DGP dijo...

Bueno ya he puesto tu vínculo en El Blog de las Letras. Me da penita porque creo que esto parece una despedida...

Espero que no te olvides del otro blog (El Blog de las Letras) que sin tus textos no sería lo mismo.

Suerte con tu propio blog!!!

"Aquel chico..." dijo...

Noooo, no te equivoques DGP. Como bien dice Malena en su blog (Encendida en Buenos Aires) los porteños olemos a despedida. Pero no, iré publicando en ambas, seguramente lo mismo, pero en ambas. El blog propio es simplemente para crear una "biblioteca" personal de lo que me gusta dentro de lo que escribo yo personalmente, nada más... seguiré aquí, por lo bien que me tratais y por lo bien trabajado que está el blog.

;)

El Blog de las Letras dijo...

Nos alegramos de la noticia. Esperaremos tus textos con ansia mientras intentamos reclutar nuevos adeptos.

Gracias por tu dedicación y esfuerzo.

cieloazzul dijo...

Acento argentino...!!!!
me ha encantado... primero porque la plataforma que ha inspirado éste sentir es de lo mejor y con sabor porteño, talento puro y exquisito sentir...
Malena es Inmensa...
Y después irte leyendo... mientras mis ojos esperaban ansiosos ese "vos" ese "sos".. ese "hacéle", ese vení...
que belleza....
con lo que me inspira Argentina...
Besos miles desde México:)

DGP dijo...

cieloazzul que placer verte por aqui!!! te secundo en tu afirmación...
Malena es inmensa...
jeje

Muchos besos.

MaleNa - La Porteña dijo...

Ayssssssss pibitos, me están haciendo llorar, no esperaba esto.
De verdad.
Me aviso mi Cieloazulado y acá me ven moqueando como la mejor.

Gracias por todo, las palabras a veces no alcanzan para traducir lo que siente el alma.

Mi cariño y obvio un abrazo con aroma a gotan.



Pd.1 cualquier cosa que necesites chiflame.

DGP dijo...

Malena que grande!!!

Un beso de un enamorado de tus versos.

"Aquel chico..." dijo...

ahhh !!! No me hagás esto Malena...cruel y despiadada como todas las porteñitas que dejé atrás. Ése olor a despedida que en contra de mi voluntad tuve que llevar impregnado largo tiempo.
Malena, sabélo, para mí, sos muy grande. Muy grande. Me inspiras no sólo en mis composiciones de allá más que de acá, sino también me hacer sentirme en casa, haces sentirme en un Buenos Aires que se quedó atrás, que no espero por mí, el Buenos Aires al que todavia lloro.. un Buenos Aires, EL Buenos Aires... Gracias.. espero que mis composiciones te gusten tanto como las tuyas me gustan a mí.


CieloAzzul me paso repetida veces por tu blog, también me trae aromas a mil sensaciones, si querés yo te hablo en lunfardo ;)
pero vos leéme si te gusta lo que escribo porque no hay mayor recompensa que la gente aprecie lo que uno hace.

Gracias a todos...

Un saludo "Aquel chico..."

"Aquel chico..." dijo...

Ah, me olvidaba, los espero también en mi nuevo blog recién estrenado -www.confesionesdepurgatorio.blogspot.com - en el cuál iré escribiendo las mismas cosas publicadas acá pero con un toque más mío :P

Gracias

cieloazzul dijo...

Aquel chico!!!
yo con leerte con ese acento ya me hago la seducida caray!!!!
que manera más sublime de fantasear con ese acento tuyo!!!
jajajaja
Y en mi cieloazzul ya te hago un pedacito especial para tenerte cerquita!!!
besos con sabor a Vos...
;)